Los Umbrellos – No Tengo Dinero

Vamos a tequila, senorita, bonita
I really need it now
I ain’t got no tengo dinero, caballero
Say can we work it out
First time I meet her, I wanted to greet her
Nobody could’ve been sweeter
I was wrong should have bought a bombita
But, now she gone
I don’t know where she go
Me, I’m frustated down so, and the other men miss her
I guess I surely know that, baby
Where did she gone? where the rose bush rise up
Are you wicked than bandolero
Then a-better wise up
Or we go, ash to ash, and dust onto the dust
You just big up a chest and go loco
Vamos a tequila, senorita, bonita
I really need it now
I ain’t got no tengo dinero, caballero
Say can we work it out
Smile up on the face
Make the next plan
Wiggle the bottom to attract the next man
Rude boys, beware
This one’s a-come fe run the things
Swing them together
Like vendetta the gun things
She lick a shot, sa, to get
She take care of dha freak
And you get the money
Cause her punani popularity
Bum, bye-bye, she make a grown man cry
She just big up her chest and go loco
Come on
Vamos a tequila, senorita, bonita
I really need it now
I ain’t got no tengo dinero, caballero
Say can we work it out
Vamos a tequila, senorita, bonita
I really need it now
I ain’t got no tengo dinero, caballero
Say can we work it out

 

La primera máquina de karaoke la introdujo el cantante Daisuke Inoue, pero el éxito fue un poco por casualidad, ya que la gente asistente a sus conciertos insistía en poder cantar junto a él, gracias al experimento interactivo tan novedoso. Cuando el cantante vió el gran potencial del invento, lo patentó en un primer modelo consistente en una máquina a la que había que echar una moneda para que funcionase

 

karaokes.com.ar

 

En América y Europa se hicieron bastante conocidos este tipo de actividades, sobre todo en los bares, cuyo público era mayormente joven. Principalmente, el corazón del canto al vacío son las máquinas de karaoke, las que constan de una pantalla, mecanismo de supresión de voz, lector de DVD’s, además del sistema de sonido. Al principio, las máquinas tenían un lector de cintas, pero luego se cambió a las clásicas cintas de DVD’s. Se han llegado a abrir lugares especiales en los que sólo se puede hacer karaoke, además de comer y beber. Sin embargo, hay otros lugares que no están dedicados completamente a prestar el servicio del karaoke, pero establecen algunos días de la semana para ofrecerlo. Hoy en día, las máquinas son mucho más modernas, con pantallas de alta definición y de gran tamaño, al igual que un sonido potente. De igual forma, existen concursos a nivel mundial de esto e, incluso, han llegado a ser televisados.