Caro Emerald feat Giuliano Palma – Vivere

I’m really tired of my concrete jungle
Six days a week is way too much
I’m gonna make
The great escape
Go on little getaway
I’ll go get my beat up motor
Start it up and head for the green
Of endless countrysides
And go somewhere I’ve never been
I’ll stop
Kiss my blues goodbye
Breathe until I
Soar outside my crazy nights
And live the riviera life
I’ll stop
Thank you for today
I’m sure that by
Candlelight, I’ll be alright
And live a riviera life
The road can wind like my hidden hair bow
You clear my face so I can feel the breeze
And down below
It’s Monaco
And mister, I don’t know a soul
I’ll drop off the keys at valet
Look out my window bay
One afternoon martini
Wouldn’t want it any other way
I’ll stop
Kiss my blues goodbye
Breathe until I
Soar outside my crazy nights
And live the riviera life
I’ll stop
Thank you for today
I’m sure that by
Candlelight, I’ll be alright
So whenever
My eyes get weary
I’m not fearing
What life brings
Forever
When times make me teary
I’ll know what I was meant to do
I’ve nothing at all to lose
I’ll stop
Kiss my blues goodbye
Breathe until I
Soar outside my crazy nights
And live the riviera life
I’ll stop
Thank you for today
I’m sure that by
Candlelight, I’ll be alright

 

La primera máquina de karaoke la introdujo el cantante Daisuke Inoue, pero el éxito fue un poco por casualidad, ya que la gente asistente a sus conciertos insistía en poder cantar junto a él, gracias al experimento interactivo tan novedoso. Cuando el cantante vió el gran potencial del invento, lo patentó en un primer modelo consistente en una máquina a la que había que echar una moneda para que funcionase

 

karaokes.com.ar

 

En América y Europa se hicieron bastante conocidos este tipo de actividades, sobre todo en los bares, cuyo público era mayormente joven. Principalmente, el corazón del canto al vacío son las máquinas de karaoke, las que constan de una pantalla, mecanismo de supresión de voz, lector de DVD’s, además del sistema de sonido. Al principio, las máquinas tenían un lector de cintas, pero luego se cambió a las clásicas cintas de DVD’s. Se han llegado a abrir lugares especiales en los que sólo se puede hacer karaoke, además de comer y beber. Sin embargo, hay otros lugares que no están dedicados completamente a prestar el servicio del karaoke, pero establecen algunos días de la semana para ofrecerlo. Hoy en día, las máquinas son mucho más modernas, con pantallas de alta definición y de gran tamaño, al igual que un sonido potente. De igual forma, existen concursos a nivel mundial de esto e, incluso, han llegado a ser televisados.